Eduardo Pereyra Rossi, Una sola convicción poética de vida y palabra inconclusa todavía


LOS QUE ANDAN

pisan fuerte
sobre el techo frágil
en búsquedas nocturnas
hacia el baldío

crecieron salvajes
entre pelea y pelea
y repiten ritos ignorados
mientras duermen al sol
acurrucados

una vieja les da de comer
en estas épocas de hambrunas
y con las panzas llenas
llenan a las hembras gigantes
y bellas
que miran a la luna
con anteojos de botellas

saltan entre sueño y sueño
y no le importa la lluvia y se cobijan
melancólicos
tranquilos
debajo de las chapas
muerden las ratas
golpean las piedritas
y en la tarde
cuando se hace de noche
salen en manifestación
sin necesidad
de invitarnos.


EN UN PRINCIPIO

ella empezó su historia
por el final
fue la última hija de amores
salteados
por algunos desencuentros
entre un vasco Biscayart
y una criolla Sosa

sus grandes ojos
de adolescencia
parieron en dulces juegos sus hijos
carpinteros de 51 y 19
de Astilleros Río Santiago
carpinteros de su pueblo
de ella
compañeros

y como empezó por el final
hoy
después de tantos años
está a punto de nacer en lugar de envejecer
como es la costumbre de mucha gente.


CON VOS A CUALQUIER LADO

el barco está oxidado
bajo el puente Pueyrredón
en el Riachuelo putrefacto
espejo sucio
donde el frigorífico la CAP
abandonado a las ratas
se refleja

el viejo Alfredo me dijo
que los años y las lunas
los perros y los enanos
los piojos y los elefantes
los faroles y los desbolados
lo visitan tarde y noche

que las bodegas están repletas
de escondites
donde esconde el contrabando de nidos
donde empolla
su próximo y definitivo viaje
a los andes
sobre un burro muerto de hambre
y allá vamos.


SÓLO UN TIPO CUALQUIERA

debo reconocer
que sólo mi mano tendida
es lo que puedo ofrecerte
para levantar los adoquines
las baldosas
y mi pecho
para parar en lo posible
el daño que puedan hacerte
y si aun así te hieren
puteá
puteá a los que llevaron el hambre
a tu mesa
puteá a los que te quieren afanar
el futuro
el destino
y curá tus lastimaduras desgarradas
en los ojos tiernos
entrecerrados
entreabiertos
abiertos
del que morirá en esa misma
Jornada.


AUSENTE SIN AVISO

esperó la llegada
sentado
relojeando la puerta que se abría
una y otra vez
sin dejar pasar
el beso
la mirada
la paz
la mirada
el beso
la palabra.


TRAVESÍA

a pesar que siempre viajó
en tren
nunca sacó ida y vuelta
y si alguna vez volvió
lo hizo colado
en el techo del Estrella del Norte
con el viento agitando su pelo
con el viento
consumiendo su cigarrillo
rápidamente
con el viento
que purificó sus agujeros años más tarde
atravesándolo
como una bala


RUMBO COMPARTIDO

venimos
derrumbando columnas que
parecen
pegadas con poxipol
al cartón podrido de viejas
escenografías

renaciendo

con las pequeñas contribuciones
de los hombres y mujeres
que entienden el amor
en el amanecer desordenado
de los días inevitables


AL PASAR

encima de su cuerpo
sus miedos despejaron mis temores
y vivimos juntos
algunos días desde entonces

llovieron tuercas y papeles
aerosoles en el poniente
dispararon gallos al amanecer
abatiendo malos agurios

manchamos sábanas que intentaron
en vano
cubrirnos
y abrimos campamentos
que aún con tibieza
convocan a encender nuevos fuegos.


SONRISAS DE FIN DE AÑO

tiempo
viento
tiempo de huracanes
viento de tiempo
viento de hombres
huracanes de mujeres
asomando en las esquinas
y las calaveras desde el fondo
morderán la tierra, el mar, el
fuego,
bebiendo el sol
en carcajadas.


INTENTÓ

regalarle la llave
eso quería
pero tardó tanto tiempo
que su puerta fue abierta
con sorpresa
a golpes de hacha
mientras el fuego consumía
los últimos papeles.


BIENVENIDO

lo recibieron con entusiasmo
y temor
con preguntas
con insuficientes respuestas
para lo que no se puede predecir
y la miseria que nos rodea
y andar
y vivir
con ladrillos que no alcanzan
para hacer de una casa
una casa
y el frío
ahí
en los huesos
de los que están sin frío
y con muchas ganas
de no ser olvidados.


FALTA DECIR

algunas veces uno se queda
tal vez demasiado
en los cielos azules
en las flores
en los arroyos
en el río sin orilla a la vista

algunas veces uno se queda
demasiado
en las vueltas de la vida
en las acrobacias compartidas sin red
que proteja
en las paredes chorreantes de frescas
palabras
de nuevos hombres

algunas veces uno se queda
demasiado
en los lugares comunes
que no tienen nada de malo
que son cálidos como un cafetín
empañado

y algunas veces uno
presiente la posibilidad
y escucha el sueño
porque los creyentes del mañana
los hacedores
los fernandos
los pingulis
los sabinos
los gabis
los chachos
los leonardos
los bichitos
los negritos
los felipes
las amalias
los pacos
los urondos
predicaron
se rompieron el alma
se despojaron de sus cuerpos y dolores
peleando noches y días
con una sola convicción poética
de vida y palabra inconclusa todavía.



En: Poemas del Carlón, Secretaría de DDHH del Movimiento Evita, (s.f). Foto: Jmp
Eduardo Pereyra Rossi, “Carlón”, nació en La Plata el 19 de enero de 1950. Fue secuestrado por una patota parapolicial, junto a Osvaldo Cambiasso, del bar Magnum de la ciudad de Rosario, el 14 de abril de 1983. Sus cuerpos fueron encontrados tres días después en la localidad de Zárate.  La dictadura cívico-militar “informó” que fueron “abatidos en un enfrentamiento” con la policía.

Julián Axat, Quien ahora rompía la puerta y lo venía a salvar


LA MODA DE LA VÍCTIMA 

Está de moda ser víctima
–dijo el poeta
para luego hacerse la víctima
de un grupo de poetas
que lo blasfemaban
y decían que sus sonetos
apestaban a la herida de quien
no tiene un motivomás que la
impostura de una memoria marcial.

“Está de moda hacerse la víctima”
dijo otro de la tertulia
que lo corrigió
y terminaron chocando las copas
entre poetas que no lo blasfemaban

y yo solo miraba de lejos
con la farsa del victimario.


EL PALACIO DE JUSTICIA

Las villas no tienen palacios de justicia
tienen capillas & centros de información
policías punteros referentes & servicios infiltrados
las villas no tienen palacios de justicia porque
el poder judicial nunca se embarra
te atiende de saco & corbata tras el mostrador de Talcahuano
& los códices comentados en latín
dicen que las villas no deben tener palacios de justicia
sino derribadores de bunkers & allanamientos masivos
resolvedores de problemas desalojos & pibes descalzos mujeres golpeadas
falopa & la mayoría de gente honesta que vive
haciendo cola en un almacén donde también te remarcan
o te cobran canon por estar & tratarte de peligroso
porque la villa no tiene palacios de justicia
& es un sueño que lo tenga
& por el ojo de la cerradura
entre algún día el palacio humano
demasiado humano menos palacio más justicia menos corbata


EL ESTADO SE RETIRA DE LA POESÍA

Y vuelven los versos perfumados con deudas contraídas a las multinacionales
del intimismo y el salón
Los mercaderes de las palabras
el pago a los buitres y no a los albatros
la sangre cartonera
el cualquerismo sin fin
vuelven los museos sin próceres y sin panes
las tertulias con el rey local de Mondadori
y nada de alpargatas
sí de mocasines
y los malos vuelven
los muy malos no los malditos
ahora vienen a tirar balas contra la sombra de Evaristo Carriego
porque el Estado
el Estado se retira de la poesía
claro que
después de no haber entrado nunca
pero sí anunciarla con bombos y platillos


CHEEKY

Cosía la piel en el taller
bordaba el quejido
el ruido de la noche
cosía y cosía el trueno

Antes de que todo estalle
pudo reconocer la confección a medida
el traje nacido de la mano engrillada
el que vestía el Metropolitano
quien ahora rompía la puerta
y lo venía a salvar


STALINISMO MAGICO
(para Demetrio Iramain, amigo de desobediencias)

Odio a los comisarios
Los poetas son la contra cara de los comisarios
Los comisarios no entienden nada de poesía
Dan órdenes sobre el lugar y la forma
A Roque Dalton lo asesinaron los comisarios
Porque “no se ordenaba”
El desorden de los versos es el arma
Y la revolución de los poetas

Si me llamas al orden
Mejor busca a un policía
Yo te arrojare pétalos por la cabeza


EL DÍA QUE MAIAKOVSKY DISPARÓ AL CIELO CON UN ARMA QUE LE DIÓ LUNARCHASKI

EN 1918 Dios fue sometido a juicio por sus crímenes contra la humanidad
En el banquillo de los acusados se colocó la Biblia
Los fiscales presentaron numerosas pruebas de culpabilidad basadas en testimonios históricos sobre la crueldad de Dios
La defensa pidió la absolución por demencia evidente y por desarreglos psíquicos irreversibles
El tribunal encontró culpable a Dios de todos los cargos y lo condenó a muerte
En el amanecer del 17 de enero de 1919 un pelotón de fusilamiento disparó cinco ráfagas de ametralladora contra el cielo de Moscú y cumplió la sentencia
Tiempo después Lunarchaski, el comisario cultural de la revolución, dijo: “Dios no existe. Lo fusilamos nosotros allá por 1918.”


SLAVOJ ZIZEK Y RAPHAEL LEMKIN DISCUTEN SOBRE EL ORIGEN DEL MAL

Detrás del genocidio
un poeta genocida
suscribiendo su partitura de versos
y una legión
que las ejecuta como sentencias

Detrás del genocidio
un poeta que sueña
organizando la resistencia de sus versos
la pasión de los revolucionarios

En el centro del genocidio
sin tomar partido
la poesía
la piedad inverosímil
el ojo descuartizado
de Dios


OFF SHORE

Fugarse
Fugarse de la vida
Fugar a los que no tienen nada
Fugar la riqueza de los que no tienen nada
Fugar la necesidad de otro mundo posible
Fugarse del otro porque le tengo miedo
Fugarse a una isla y alambrar mi perímetro
Fugarse de los miserables de los que nada tienen que perder
Fugar la esperanza y el sueño a un paraíso más parecido al infierno de lo ajeno
Fugarse de la infancia perdida y no recobrada
Fugar el encuentro hacia el desencuentro de unos pocos
Fugar la revolución en los ojos de un burócrata del ajuste
Fugar el propio suicidio en la colonia de la mente
Fugarse del padre y de la madre fugarse de Dios
Armar una cuenta en el paraíso de los muertos
Y pedirles a ellos clemencia y fuga cuando todo estalle
Fugar la memoria y la narración
Fugar la mirada y la sensibilidad
Fugar la pasión y las ganas de cambiar el mundo
Fugarse de todo y de todos hasta que fugarse sea el egoísmo que nos devore


En: Offshore & otros poemas, Ediciones Periféricas, Chile, 2016.
Julián Axat (La Plata, 1976). Foto: Jmp