Diego Roel, La abierta herida de la luz


DICE JONÁS
(Selección)

EL POZO

Permanezco lejos del ruido de los hombres.

Acá abajo, en el fondo del pozo,
ya no soy hombre ni mujer.

No tengo patria ni lugar de descanso.

Oscilo entre un abismo y otro abismo.


El animal me escupió sobre la orilla del planeta.

Me levanté y lavé mis ojos con vinagre.
Junté mis miembros esparcidos en la costa
y caminé lentamente hacia la luz.

Recordé mi nombre y el nombre de mis padres.


Me preguntaron mi nombre,
me preguntaron mi oficio y mi lugar de nacimiento.

Les respondí: “Yo soy Jonás, hijo de Amitai.
Tírenme al mar y el mar se aquietará.
Arrójenme a la boca del abismo”.

Ellos dijeron: “Jonás, hijo de Amitai,
que la tierra eche sus cerrojos sobre ti,
que el alga se enrede en tu cabeza”.

Entonces la corriente me envolvió
y todas las olas pasaron sobre mí.
Vi lo que nadie quiere ver:
ciudades tragadas por el fuego,
engullidas por el soplo de las bombas,
arrasadas por el recio viento que viene del oeste.


DICE JONÁS


Acá abajo escucho
la respiración pausada de la muerte.

Hice mi cama en las tinieblas


Apoyo mis manos
debajo de un círculo de pájaros.

¿Cómo nombrar lo que se escapa,
aquello que vuelve y recomienza?


EL EREMITA

Aquí, sí, aquí me quedo:
donde se abre y cierra el ojo de la noche.

¿Qué tengo que decir?

Pongo mi mano sobre mi boca.



VÍA LUCIS
(Selección)


Infancia

Desde niña escucho Tu Voz.

En el vientre de mi madre escuchaba los aullidos de los ángeles:
aullidos de mi voz que eran mi voz de nuevo aullando.

Nunca se ha cortado ese cordón umbilical.


La caída

Escucho los lamentos de las almas que tienen cuerpo.

Desgajada de Dios,
arrojada a mi propia sombra espero
el golpe exacto de la Luz.

aquí yazgo,
desnuda y sola.


Genésis

Antes de nacer
me consagraron al silencio.

Soy ceniza de cenizas.


Anima mundi

Pero,
¿quién arma y desarma el esqueleto de los días?

¿Qué lengua explora las raíces del mundo?

¿Quién habla y vive en mí?



KYRIOS
(Selección)

San Moisés el etíope
(28 de agosto. Taumaturgo. Monje mártir de Scete)

Con mis manos maté cuatro corderos:
colgué sus en el cuello de la luna.

¿Quién acogerá en su corazón tanta tristeza?


San Simeón estilita el Joven
(24 de mayo. Hijo de santa Marta. Discípulo de san Juan estilita)

El paisaje aquí
es como una herida en la frente.

Pasan los hombres.
Pasan los hombres que entierran a los hombres.

El viento trae
un palmo de sol hasta mi cara.

Hace años que observo
lo que muestran y ocultan estas piedras:
la abierta herida de la luz,
el balbuceo secreto de las cosas.

Abba, ¿quiénes abren las puertas?


Santa Alfreda de Crowland
(2 de agosto. Hija del rey Offa de Mercia. Virgen y eremita)

En este valle en sombras
usamos un disfraz de piel de rata,
una máscara de mono.

Lo sé:
del otro lado del reino de la muerte
un hombre ve maderos en cruz
desperdigados por el campo.

This is the dead land.

Aquí las piedras levantan su edificio de cenizas.
Aquí los labios besan el polvo y se marchitan.
Aquí se alzan las voces del desierto.

Cuando la tarde declina
damos vueltas alrededor de una cisterna seca,
damos vueltas e imploramos.

Porque Tuyo es el Reino, Señor.
Tuyo es el Reino.

Tuyo es.


Selección de textos: Jmp. De: “Dice Jonás” (El Mono Armado, 2015), “Vía Lucis” (Ediciones del Dock, 2015) y “Kyrios” (De Todos Los Mares, 2016).
Diego Roel (Temperley, provincia de Buenos Aires, 11 de septiembre de1980). Reside en La Plata. Foto: Mariángeles Taroni.

No hay comentarios: