Mario Porro: Entremundo, 1960



ENTREMUNDO


_________________
Tierra debajo del mar



a
Arturo
Cacho
Jorge


_
I


Tierra debajo del mar
insólita
deseada para la muerte
y sin embargo ser.

Extrema y abundante de luz
transfugada.
Los deseos que llegan a ti
se sonrosan
igual que los barcos
ya blandos
cerca tuyo.

Habitante
aunque la sal se interrumpa
arrancada del agua
y abrume su peso.
Tal vez todo esté allí.


_
II


No eres fondo de mar
sino plenitud suspendida
y tiernamente absorta
por la voz entre alga y trino
que te anda.

Dócil
al lento resbalar
amas sin pausa
y sin destino.

No agua.
Riesgo.
Tú contienes.
Y dejas
como si te envolvieran.


_
III


De inmemorial cautela
que huye
junto a tu piel
detiene la ansiedad de los muertos.

Cada uno llega
palpa el lugar
descansa
crece
escala tu forma
y todavía espera.

Ellos no saben
que puedes recogerlos
y abrigarlos
pero contienen la a esperanza
en su materia innumerable.

Se han cumplido.
Siempre tú juegas
entre un punto de fuego
y la inocencia del mar.


_
IV


Se transparenta el mar.
Endurece en quietud.

- Si tú hablaras un día -.

Tu voz no tiene muerte ya.


Aire y espejo diversos
en alegría
adormecen la ingenua soledad
brutal
del hombre.

El amor
es leve intento que abre
llega
llega como a un núcleo
recogido
pero vuelve a salir.
No hay tiempo donde es.

Y el mar tiembla
porque los peces
quieren la vida apresuradamente.


_
V


Desprenderse
ir
adonde centro y luz
juegan
uno y otra felices
de ser lo mismo
sin que gravite la esperanza.
Y nosotros jugar
sin el roce de ayer,
hoy, mañana
reclamándonos en la memoria.
-Tantos atardeceres
con el sol partido
por los que lentamente
se acuestan
y los que somnolientos
comienzan a vivir-.

Nubes y agua
jugar
trasponer la línea
que no separa.


_
VI


Después de la última sonrisa
del agua
crujir brevemente
sobre ese limite
que aplasta la memoria.

Sentir
cómo crece el nuevo instante
en la fuerza
de habernos contemplado
siempre.
Allí
el gran cansancio del mar
y nuestra madre
rápido el viento entre la luz
la infancia.

Crece.
Somos nosotros.
no importa qué.
Sólo reconocemos secretamente
todo.



________
Superficie


_
I


Ahora aquí
en este sobresalto del pan
de nuevo
la mano y la mano
la voz.
Un eco oscilando
en el tiempo

Paso sin apoyo
que los hombres escuchan
entre palabras.
Reencuentro de lo olvidado
restaurándose ante la luz.

Deseo y deseo creciendo
del pleno movimiento
puramente de sí
solo
sin tocar.


_
II


Aquí
donde los dientes
en hilera del hambre
ignoran el lugar.

Los puntos fijos recogen
destruyen la mirada.

Es lo mismo pasar iluminadoscuro
ese equilibrio
se rompe con el pan.

Superficie. Desgaste empecinado.
Dar. Cansarse. Consumir la forma.
Latir.


_
III


Densidad perdida
sol y aire dispersos
trasluz.
Difícil abandono
que crece hacia el fin.

El habitual movimiento
altera lo anterior
y ayuda.
Tu corazón excluye la mirada.
Eres un tiempo insostenible.
Aprietas. Contener es impuro.

Lo ya habitado ordena la ilusión
y te somete.
Un día
habrá otro tiempo
en que podrás desplazarte.


_
IV


Yo también
aero-imbricado-tenso
estoy así
sobrevivo.
Hambrientos y alguien más
descienden pura bruma
airadamente
viento a viento.

Hoy es tierra
mañana horizonte
nunca silogismo.

Uno que desciende entero
pierde el equilibrio.
Náufrago.
Sin par es la alegría
entonces.

Todos aplauden la desazón
y se perfuman
al correr, corren corren.

La tierra está lejos-cerca
no está
puede estar
lejos-cerca.

He perdido la luz
la lamparilla
el viento.
Quizá cuando me abra
saldrá otro
combando los ojos descendiendo
amordazado
-sin otro feliz que dos mismo-
originando
ayer todavía
hoy cierto
mañana otra vez horizonte.


_

__:
Foto: Mario Porro. Archivo de la talita dorada.

Con la idea de ir subiendo la obra completa de Mario Porro (Trenque Lauquen, 1921 – City Bell, 2001), compartimos, ahora, “Entremundo” (Altamar, Buenos Aires), su cuarto libro, que se terminó de imprimir el 31 de octubre de 1960. Le antecedieron: “Búsqueda por el amor” (1950); “En amor por el tiempo, el tiempo” (1956) y “La vigilia y la roca” (1957).
_
Dedicatorias: “Entremundo” está dedicado a Arturo Cuadrado, Oscar “Cacho” Muslera (traductor) y Jorge ¿Callaba?.
_
Más Mario Porro en:
Poesía La Plata. Selección de textos de “Tropos” y “Sucesión del ser”.

Poesía La Plata. “La vigilia y la roca” (1957).

Aromito. Selección de textos de “Tropos” y “Sucesión del ser”.

Poesía City Bell.
:_

1 comentario:

Alexandra Einstein dijo...

Hermosas letras!
Contenido del blog es simplemente impresionante....

El placer de leer!